1977, La Peque

Anuncios

Un comentario sobre “1977, La Peque

Agrega el tuyo

  1. La sociedad determina cómo debemos comportarnos y presentarnos a los demás. Cuando nacemos somos libres para pensar de nosotros mismos lo que queramos, pero a medida que crecemos según nuestro sexo se nos van otorgando unos papeles establecidos. Así pues, las mujeres se comportan como mujeres en la medida que la sociedad piensa cómo debe ser una mujer. Y lo mismo con los hombres. Nuestra fachada, nuestra vestimenta, gustos, actividades y deportes nos vienen implantados por la sociedad según nuestro sexo genital. Así que nadie es libre para ser en realidad diferente, único e independiente.
    El mundo está dividido en dos grandes grupos: hombre vs mujer. Pertenecer a uno u otro solo depende de cómo sean los órganos sexuales del cuerpo. No deja elegir a la mente su género. Por eso los transexuales aún se ven como algo raro, algo diferente, extraño. Por eso las mujeres que visten como hombres están vistas como una errata, y lo mismo ocurre con los hombres que se ponen ropa femenina. ¿Pero por qué también la ropa se cataloga en femenina/masculina? Porque nuestra mente, una vez la sociedad nos ha catalogado, funciona también de forma dividida. Todo lo ve y al instante lo enmarca en masculino/femenino. Se puede trasladar al contexto del lenguaje, donde las palabras son masculinas o femeninas, e inconscientemente las masculinas las asociamos al mismo sexo que el hombre humano, y las femeninas al mismo sexo que la mujer humana.
    La protagonista del vídeo se enfada cuando le ponen cara y ropa de niña. ¿Por qué tenía que mostrar con su apariencia el sexo al que pertenece? ¿Tan importante es dejar claro qué tipo de órgano sexual tiene? ¿Qué importancia tiene para ser persona el estar en un grupo o en otro (grupo hombre/mujer)? ¿Es que acaso no se puede ser persona sin estar inscrito en uno de los dos grupos?
    Con la enseñanza escolarizada se le insertan las maneras en que debe hacer las cosas, por ejemplo, cómo debe ser su escritura, que debe imitar un cánon: redondeada, enlazada, pequeña, con las palabras de la misma oración en el mismo renglón. Todo debe ser hecho siguiendo unas reglas, y si no lo hace, entonces está mal.
    El deporte, concretamente el fútbol, está asociado al sexo masculino. A todo hombre debe gustarle el fútbol, ya sea practicarlo o seguir un equipo y celebrar sus goles. Si no es así, se le llama “raro” porque no está siguiendo las normas del grupo en que está inserto. Si a la mujer le gusta una actividad propia del otro sexo, está haciendo algo mal, está rompiendo las normas. Por eso las otras mujeres la critican, se ríen y la insultan. En el vídeo sus risas suenan como el cloqueo de las gallinas, porque son como gallinas por no entender nada, por no dejar que las personas sean personas sin importar su sexo genital.
    El rosa para las mujeres, el azul para los hombres. Otra norma, que si se rompe causa las burlas y el desprecio de los demás.
    Los hombres deben estar con las mujeres, porque son sexos contrarios, por tanto complementarios. Deben amarse un hombre y una mujer porque sus cuerpos se complementan para ser reproductores de otro nuevo ser humano. Otra nueva norma más.
    Todas esas normas cohartan nuestra libertad. No nos dejan ser libres, no nos dejan ser nosotros. Si nos atrevemos a romperlas, corremos el riesgo de ser apartados, como una prenda de mala fabricación que nadie quiere comprar.
    La personalidad y los gustos del protagonista del vídeo están simbolizados por un dibujo en su estómago, que aparece cada vez que rompe una norma y se ríen de él. Se le revuelve el estómago porque se le revuelve su verdadero yo. Cuando es capaz se sacar ese revoltijo de sí mismo puede ser libre, es capaz de enfrentarse a las burlas, a las normas, y seguir sus propias leyes.
    El vídeo simboliza el enfrentamiento a las normas establecidas, al papel obligado que la sociedad le da a cada persona según su sexo. Si esas normas se contradicen con el propio yo, entonces el individuo no es feliz, deberá encontrar la manera de romperlas y mostrarse tal cual es, con orgullo y fuerza ignorando las burlas y desprecios. Cuando los demás vean que es feliz siendo él mismo con sus propias normas, comprenderán que las cosas no deben ser como establece la sociedad para que estén bien, porque hay muchos significados de “estar bien”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: