Corrección literaria y cosillas sobre literatura

Escritores autopublicados, ayudémonos entre nosotros

Escribo para invitaros a mi grupo en el FB de escritores autopublicados.
Soy la administradora de un grupo de lecturas cruzadas. Pongo en contacto a escritores autopublicados, formo parejas entre ellos, generalmente por género literario, para que se compren, lean, reseñen y se hagan publicidad mutuamente de sus libros; las parejas van rotando para que consigamos el mayor número posible de reseñas entre nosotros. De momento somos poquitos, sobre todo tenemos libros de temática romántica y fantástica. Ningún escritor quedará sin reseña, pero por cada reseña que reciba debe hacer otra. No se obligará a leer un libro que no guste, al asignar las parejas de escritores siempre pido la aceptación de la lectura. Es un compromiso por parte de todos, pero con el objetivo de disfrutar leyendo.
Todo el que esté interesado en unirse debería contactar personalmente conmigo primero (lucia_heve@msn.com). Estas son las normas del grupo:
1. Todos los escritores hacen una lectura y reciben una lectura.
2. Todos nos comprometemos a leer y reseñar en nuestras webs y en a web de la compra la novela que nos haya tocado.
3. Si no estáis contentos con la lectura cruzada que os he asignado, se puede cambiar.
4. Las asignaciones se hacen conforme el género de la novela, salvo excepciones (que quede por ejemplo un escritor sin asignar a nadie).
5. Ayudémonos siendo sinceros pero respetuosos (os animo a mantener contacto con los escritores de las novelas que os hagan tocado, para comentar con ellos vuestras opiniones antes de reseñarlas en las páginas webs).
6. ¡Y a disfrutar de la lectura!

 

https://luciaheve.wordpress.com/2017/05/05/escritores-autopublicados-ayudemonos-entre-nosotros/

 

PARA ESCRITORES AUTOPUBLICADOS

Hola a todos, la administradora del grupo Lecturas cruzadas made in Lucía Herguedas. Se trata de un grupo para escritores autopublicados que participan en mi iniciativa de lecturas cruzadas; los objetivos son ayudarnos entre nosotros, comprando nuestros libros, reseñándolos en la web de la compra y en las redes sociales… Y cómo no, haciéndonos sugerencias y críticas constructivas. Tenemos escritores de fantasía, romance y policíaca.
¿Queréis uniros a nuestro grupo? Para ello es imprescindible comprometerse a leer los libros que os toquen. Os dejo las normas del juego:
1. Todos los escritores hacen una lectura y reciben una lectura.
2. Todos nos comprometemos a leer y reseñar en nuestras webs y en la web de la compra la novela que nos haya tocado.
3. Si no estáis contentos con la lectura cruzada que os he asignado, se puede cambiar.
4. Las asignaciones se hacen conforme el género de la novela, salvo excepciones (que quede por ejemplo un escritor sin asignar a nadie).
5. Ayudémonos siendo sinceros pero respetuosos (os animo a mantener contacto con los escritores de las novelas que os hagan tocado, para comentar con ellos vuestras opiniones antes de reseñarlas en las páginas webs).
6. ¡Y a disfrutar de la lectura!
Las parejas se van rotando para que tengamos el número máximo posible de lectores y reseñas.
Podéis escribirme un mensaje privado o un e-mail a lucia_heve@msn.com.

¿Qué es ser escritor?

Hoy día en que un gran porcentaje de individuos tiene acceso a la cultura, a la información y está capacitado para crear textos con sentido (aunque no olvidemos que todavía es alarmante el número de analfabetos por todo el mundo) uno se pregunta qué demonios es “ser escritor”.
Sea a mano o en soporte digital, cualquiera puede plasmar por escrito toda historia, personaje, mundo, reflexión, poema o cuento que se le pase por la mente. Además con las herramientas con que contamos hoy en día, todos podemos compartir nuestras creaciones con los demás (entiéndase Internet, concretamente páginas tipo blogs, plataformas para escritores como Wattpad, entrescritores, Facebook etc) sin tener que pasar por los a veces injustos criterios de selección y evaluación de calidad de las editoriales. Gracias a esto mucho talentosos desconocidos pueden hacerse leer y llegar a muchas personas ahorrándose cualquier coste, salvo el tiempo y el esfuerzo de haber acabado su obra.
Pero entonces surge precisamente el problema de que todo el mundo puede autopublicarse en Internet, vender sus libros en Amazon, o compartirlos públicamente de manera gratuita. Así, llegan a los lectores tanto magníficas obras como bodrios ilegibles y no hay límites a la hora de hacerse llamar escritor.
Ante esto muchos se preguntan (lo he visto en varios grupos de Facebook, en páginas de reflexión personal y en otros lugares) qué es de verdad ser escritor. ¿Tener estilo? ¿Una buena historia? ¿Ser publicado? ¿Acabar una obra? ¿Puede ser considerado alguien como escritor si no ha logrado publicar nada? ¿O si su libro está plagado de erratas y faltas de ortografía pero tiene unos personajes magníficos y un argumento genial? A estas preguntas es difícil dar respuesta, y creo que nunca sería una respuesta definitiva. Solo se puede crear un debate, compartir opinión… Y sobre todo queda en manos del criterio de los lectores, por encima de las editoriales. Muchos libros triunfaron en Internet cuando fueron repudiados por las editoriales.
Lo primero que hay que afirmar es que se puede aprender a ser escritor. Es una vocación. Se puede nacer con talento o no, pero lo más importante es la disciplina, el esfuerzo y tener la mente abierta para aceptar los fracasos y aprender de los errores. Lo más difícil es crear historias buenas y personajes atractivos… y además saber transmitirlo. Cuando uno escribe con pasión y con seguridad en lo que está haciendo, se nota. Por otra parte están los detalles “técnicos”: el estilo, la expresión, la narración, la descripción, los diálogos…
Lo segundo es que tengo una buena noticia: para aquellos que tienen “problemas” con su estilo de escritura, que fallan en vocabulario, puntuación y ortografía, están los correctores. Estos sin embargo poco pueden ayudar en la parte imaginativa, pues reconstruir todo el texto supondría convertirse en un escritor encubierto sabiendo que otro se llevará el mérito.
Mi conclusión es que, y esto no se tenga como una norma porque solo es mi opinión, todo aquel que tenga la vocación de escribir, y que la lleve a cabo, es un escritor. Creo que no es imprescindible publicar para considerarse tal, aunque sí por lo menos dedicarse a la escritura por un periodo largo de tiempo indefinido, pero no necesariamente de forma regular. Por otro lado está la cuestión de lo que se define como buen o mal escritor, pero eso ya es otro cuento.
Por tanto, será una obra literaria toda novela, cuento o poemario que su autor considere terminado, llegue al público o no, tenga una buena historia o no, cumpla con las normas de ortografía o no… Y volvemos al cuento de diferenciar lo que es una buena obra de una mala, e incluso podemos permitirnos caer en el debate de la definición de OBRA LITERARIA. Pero eso son otros cuentos. Tal vez los veamos en un futuro no lejano (o no).

https://luciaheve.wordpress.com/2015/06/23/que-es-ser-escritor/

 

Ejercicio de reflexión sobre el efecto de la puntuación en la narración

La puntuación es uno de los factores más dificiles de una buena redacción, ¿existen normas para utilizarla bien? La mejor manera de aprender es a base de práctica, fijándote en las sensaciones, sobre todo en la velocidad de la lectura, que te transmite la puntuación. Os dejo un ejemplo del mismo fragmento con distinta puntuación. No os diré cual es el correcto, espero que vosotros mismos os deis cuenta:

El entorno se había salvado de la expansión artificial del cemento, el humo de los coches y la violación en sus entrañas de los cimientos de casas, edificios públicos y rascacielos que tanto gustaban a los norteamericanos. Su libertad de la tiranía de las ciudades se debía a que estaba declarado como entorno protegido, tanto por la riqueza de su fauna como de su flora, tan abundante en clases distintas como grande era el valor de su rareza. Muchas especies estaban en peligro de extinción, y muchas plantas no se encontraban en ningún otro lugar del planeta.
Pero para los visitantes poca importancia tenía esa declaración como lugar protegido, aunque no podían dejar de suspirar de alivio debido a que, gracias a ello, podían reunirse sintiéndose a salvo y lejos de curiosos. Sin embargo no necesitaban ningún tipo de declaración oficial para saber de las maravillas de ese apartado hábitat cuyo centro era el lago de cristalinas y frías aguas. Lo conocían como la palma de su mano, incluso antaño los pequeños caminos medio escondidos entre los árboles, arbustos y madrigueras eran para ellos como los surcos y arrugas de sus propias palmas. Pero esos caminos ya no existían, la maleza se había asalvajado aún más que en la antigüedad, creciendo sin orden ni concierto, y tapando esos senderos que tan bien habían conocido y tantas veces recorrido. El paso del hombre en el entorno no se notaba en ningún lado al que miraran, ya que estaban prohibidas las visitas de turistas y curiosos. Solo podían acceder quien poseyera un carnet de científico medioambiental, o un permiso especial del gobierno, que tan difícil era conseguir.

El entorno se había salvado de la expansión artificial del cemento, humo de los coches y la violación en sus entrañas de los cimientos de casas, edificios públicos y rascacielos, que tanto gustaban a los norteamericanos. Su libertad de la tiranía de las ciudades se debía a que estaba declarado como entorno protegido, tanto por la riqueza de su fauna como de su flora, tan abundante en clases distintas como grande era el valor de su rareza. Muchas especies estaban en peligro de extinción y muchas plantas no se encontraban en ningún otro lugar del planeta.
Pero, para los visitantes poca importancia tenía esa declaración como lugar protegido. Aunque no podían dejar de suspirar de alivio, debido a que gracias a ello podían reunirse sintiéndose a salvo y lejos de curiosos. Sin embargo, no necesitaban ningún tipo de declaración oficial para saber de las maravillas de ese apartado hábitat, cuyo centro era el lago de cristalinas y frías aguas. Lo conocían como la palma de su mano. Incluso antaño, los pequeños caminos medio escondidos entre los árboles, arbustos y madrigueras eran para ellos como los surcos y arrugas de sus propias palmas. Pero esos caminos ya no existían. La maleza se había asalvajado aún más que en la antigüedad, creciendo sin orden ni concierto, y tapando esos senderos que tan bien habían conocido y tantas veces recorrido. El paso del hombre en el entorno no se notaba en ningún lado al que miraran, ya que estaban prohibidas las visitas de turistas y curiosos. Solo podían acceder quien poseyera un carnet de científico medioambiental o un permiso especial del gobierno, que tan dificil era conseguir.

https://luciaheve.wordpress.com/2014/10/23/ejercicio-de-reflexion-sobre-el-efecto-de-la-puntuacion-en-la-narracion/

 

Formas de inspirarse

¿Y cómo me inspiro?

Relajo la mente, no la fuerzo a conseguir resultados. En los momentos de silencio y calma es cuando solita se pone a divagar, cuando el consciente y el raciocinio se quedan en un segundo plano. Esto sucede paseando tranquilamente en soledad, cuando te tumbas a dormir la siesta o a tomar el sol, cuando estás haciendo deporte.
Y lo más importante es apuntar todo lo que se me ocurra, tenga sentido o no, porque luego puedo utilizarlo en mis historias o poemas, dándole una nueva forma, juntando ideas distintas o creando otras nuevas a partir de esas.

¿Qué me inspira?
Cualquier cosa, pero normalmente basada en reflexiones y sentimientos que se sacan de conversaciones con los amigos, un buen libro, una película, un paisaje de tu ciudad, la luz reflejada en los edificios o las plantas, un sueño que tuve, historias de gente que conozco.

https://luciaheve.wordpress.com/2014/06/07/formas-de-inspirarse/

 

Acerca de la rima y la libertad en la poesía

No hay reglas en la poesía, o yo creo que no debería haberlas. No hay nada más personal y natural que aquel poema que surge de repente en una inspiración sacada de cualquier cosa (un recuerdo, una persona, un libro, un sentimiento…). Tiene un encanto especial escribirlo tal cual nace en nuestra mente (y en nuestro corazón), porque es un reflejo de nosotros tal y como somos.

Por tanto, yo creo que la rima y el uso de figuras literarias poéticas no debe ser una obsesión para el que escribe, ya que solo es parte de la apariencia y el espíritu de un poema es mostrar sentimiento. Ahora, si se decide usar la rima tradicional y un esquema silábico estricto, considero que es de admiración si sale además de una buena forma del poema un buen sentimiento.

https://luciaheve.wordpress.com/2014/05/14/acerca-de-la-rima-y-la-libertad-en-la-poesia/

 

Mi artículo sobre la creatividad y cómo montar tu historia

Mi artículo sobre la creatividad y cómo montar tu historia

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: